Problemas intestinales y su relación con las emociones

ansiedad y problemas intestinales

Es muy habitual que acudan a nuestro herbolario personas con problemas estomacales o intestinales que se repiten en el tiempo o que no remiten a pesar de dietas o tratamientos… y, después de una pequeña charla, descubrimos que muchos están pasando por un momento de estrés, preocupación o ansiedad en su vida. Es una realidad, somos pura emoción, y no sólo se refleja en nuestra calidad del sueño o en nuestro apetito: muchos problemas intestinales tienen una relación directa con nuestras emociones.

 

¿Por qué las emociones afectan a nuestra salud intestinal?

Todas las emociones, sean positivas o negativas, tienen un impacto tanto psicológico como físico en

Emociones y problemas intestinales
El estrés y ansiedad son dos emociones que afectan a nuestro equilibrio intestinal.

nosotros. Por ejemplo, cuando tenemos miedo muchas veces nos bloqueamos física y mentalmente, o cuando estamos felices, estamos positivos y llenos de energía física. Todo lo que sentimos, seamos conscientes o no, tiene un impacto final en nuestra salud que se refleja (o somatiza) en una parte específica de nuestro cuerpo.

El sistema digestivo, llamado por algunos “segundo cerebro” tiene también neuronas y es donde se suelen somatizar emociones nerviosas como el estrés y la ansiedad. Esta somatización desencadena problemas intestinales como estreñimiento, diarrea, gases, distensión abdominal, nauseas, acidez estomacal o exceso de apetito (esta última es muy común en personas que están dejando de fumar). En algunos casos existen personas que con el tiempo desarrollan enfermedades que van más allá de estos síntomas transitorios, como el Síndrome del Intestino Irritable.

Si sufres de estreñimiento te recomendamos: 4 Motivos para tratar tu estreñimiento ya.

Cada día existen más investigaciones que evidencian una relación directa y bidireccional entre las alteraciones en nuestras emociones y el desequilibrio de la flora intestinal. La flora intestinal son las bacterias que se encargan de que el proceso digestivo funcione correctamente y ayudan en la absorción de nutrientes. Por eso, cuando uno de los dos ejes se desequilibra (emociones o flora intestinal) repercute en la salud del otro, siendo fundamental cuidar al mismo tiempo ambos aspectos de nuestro bienestar. (Podéis ampliar información sobre Flora intestinal y emociones en este artículo de la Agencia EFE).

¿Cómo puedo mejorar mis problemas intestinales?

Ante esta pregunta siempre recomendamos tratar el problema emocional como físico al mismo tiempo. Por un lado, para controlar la ansiedad, recomendamos tomar suplementos que nos ayuden a dormir mejor, mejorar nuestro estado anímico y aliviar la ansiedad. Puedes optar por tinturas como la pasiflora o preparados como Ansiomed que combaten la ansiedad y el nerviosismo. Desde el punto de vista físico, es imprescindible recomponer la flora intestinal por lo que al tomar probióticos mejorarán los problemas digestivos mientras que suben tus defensas.

Si necesitas más información, puedes visitarnos en nuestro Herbolario en Pinto o llamarnos al 91 691 25 96.

no replies

Leave your comment

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.