Avena para adelgazar, cómo y cuándo tomarla

Copos de avena. Avena para adelgazar. Desayuno

Tomar avena para adelgazar es una de las tendencias que se han popularizado en los últimos años. Podemos encontrar cientos de recetas para incluirla en nuestra dieta, ya sea haciendo gachas en el desayuno o añadiéndola a batidos de frutas. Este cereal integral, lleno de nutrientes y propiedades beneficiosas para la salud de nuestra piel, es un gran aliado para adelgazar. Eso sí, hay que saber cómo tomar la avena para perder peso y aprovechar todas sus propiedades.

¿Cómo tomar avena para adelgazar?

Lo más importante es comprar una avena que sea integral y de calidad, de esta forma nos aseguramos de que no haya sido refinada, que no le hayan añadido conservantes y que conserve todas sus propiedades. Este cereal está lleno de nutrientes y sería una pena no aprovecharnos de ellos. Entre las propiedades de la avena encontramos que contiene vitamina E y vitaminas del grupo B (B1, B5 y B6), seis de los ocho aminoácidos esenciales y minerales como el potasio y el magnesio.

A la hora de decidir si tomar la avena cruda o cocida hay que tener en cuenta que la avena en crudo no pierde sus propiedades, por lo que sería mejor no cocinarla. Pero si eres de los que tienen mucha hambre por la mañana es recomendable en ese caso cocerla, ya que se hinchará y tendremos sensación de saciedad inmediatamente. Aunque la avena es una importante fuente de proteína vegetal, hay que tener en cuenta que la mayor parte de su composición son carbohidratos. Por esto hay que tener cuidado con las cantidades y es recomendable tomarla para desayunar, nos aportará los nutrientes necesarios para afrontar el día y nos aseguraremos de quemar sus calorías. Cada cucharada sopera de avena pesan aproximadamente 10 gramos, por lo que intenta tomar entre dos y tres cucharadas soperas de avena al día.

Para que el desayuno sea equilibrado y nos ayude a perder peso tenemos que incluir todos los macronutrientes, por lo que hay que añadir al desayuno grasas sanas y proteínas. Podemos añadir, por ejemplo, dos nueces, leche vegetal y media cucharada de semillas de lino o semillas de chía. Además podemos espolvorear un poco de canela que combina muy bien con el sabor de la avena.

¿Cómo ayuda la avena en la pérdida de peso?

El principal motivo por el que se usa la avena para adelgazar es por su alto contenido en fibra. Cuando ingerimos las cantidades de fibra recomendadas regulamos nuestro tránsito intestinal, depuramos el organismo, regulamos los niveles de azúcar en sangre y nos mantenemos saciados durante toda la mañana. Esto nos ayudará a no picotear entre horas y reducir  la ansiedad y el estrés por la comida. Además, al sustituir las galletas, los cereales comerciales o el pan blanco por avena reducimos la ingesta de azúcar y de calorías. Y tú, ¿te animas a probar una receta de avena?

Si quieres más consejos para bajar de peso de forma saludable, te recomendamos que leas El arte de la sustitución para bajar de peso.

no replies

Leave your comment

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.