Proteína vegetal vs. Proteína animal, ¿cuál es mejor?

Proteína vegetal vs. proteína animal
Sustituir proteína animal por vegetal nos ayuda a reducir el consumo de calorías, grasa saturada y colesterol.

En los últimos años se ha levantado una revolución con la dieta paleo y otras formas de dietas hiperproteicas para bajar de peso. Las proteínas son esenciales para la vida y forman parte de muchas funciones esenciales, pero ¿son todas las proteínas iguales? En resumen, proteína vegetal vs. proteína animal, ¿cuál es mejor?

Funciones de las proteínas y exceso de consumo.

Independientemente de la fuente de la que provengan las proteínas estas contribuyen en variadas funciones en nuestro cuerpo. En los últimos años han ganado importancia dentro de la nutrición deportiva ya que contribuyen al mantenimiento, reparación y crecimiento de todos los tejidos del cuerpo, entre los que se cuentan, por supuesto, los músculos.

Existe la creencia generalizada de que a mayor consumo de proteína mayor crecimiento muscular y, por lo tanto, mejores resultados después de una sesión de entrenamiento. La realidad, sin embargo, es que toda la proteína extra consumida que no es asimilada por el organismo se utiliza como energía, ya que es convertida en azúcares o ácidos grasos. Además, el consumo excesivo de proteínas está ligado a la disminución del rendimiento del hígado debido al incremento de residuos tóxicos y al aumento de pérdida ósea, motivo por el que muchos suplementos de proteínas vienen reforzados con calcio.

Diferencias entre la proteína vegetal y la proteína animal.

Cuando se afirma que las proteínas vegetales son de menor calidad que las animales se debe a que por un lado contienen menor cantidad de proteína para la misma cantidad de alimento y que las fuentes de proteína vegetal no contienen todos los aminoácidos esenciales. Es por esto que las proteínas animales se consideran de mayor valor biológico.

Sin embargo, consumir proteínas vegetales tiene varios beneficios: contienen vitaminas, minerales y fibra, que son nutrientes esenciales para la salud. Además, sus grasas son insaturadas, que son más saludables, no contienen colesterol y aportan menos calorías. Es importante recordar que el consumo elevado de grasa saturada está ligado a sufrir cardiopatías, a elevar los niveles de colesterol en sangre y a aumentar de peso.

Como resumen, podemos decir que reducir el consumo de proteínas animales por proteínas vegetales contribuye a prevenir y mejorar problemas de sobrepeso, a regular los niveles de colesterol en sangre y a reducir el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. Además, las proteínas vegetales son más fáciles de digerir y sobrecargan menos el hígado.

¿Cómo se completa una proteína vegetal?

Como mencionábamos anteriormente, se considera una proteína completa aquellas que contienen todos los aminoácidos esenciales. Las proteínas vegetales suelen carecer de alguno de ellos, de ahí la importancia de comer de forma variada, ya que combinando distintas proteínas vegetales es más fácil construir una proteína completa.

Las fuentes de proteína vegetal son las legumbres, cereales integrales, frutos secos y verduras. Para combinarlas de forma efectiva puedes hacerlo así:

  • Legumbres más cereales: por ejemplo lentejas con arroz.
  • Frutos secos más bebidas vegetales: por ejemplo copos de avena integrales con nueces y
    Spirulina proteina vegetal
    Spirulina, proteína vegetal prácticamente completa.

    “leche” de quinoa.

  • Verduras más huevo.

Recuerda que además puedes añadir a tus platos y desayunos semillas de lino, de chía o de sésamo, que contienen proteínas, grasas sanas y fibra alimentaria. Además, existen proteínas vegetales que son casi completas, como la quinoa y la spirulina, por lo que si te resulta complicado combinar alimentos, puedes optar por un suplemento de spirulina y cambiar tu pasta y arroz habituales por quinoa.

¿Buscas alimentación ecológica en Pinto, Madrid? Visítanos  en Herbolario Vida.

no replies

Leave your comment

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.