Por qué deberías comprar cosmética ecológica para tu bebé (y para ti misma)

Cosmética bio infantil

Es muy habitual que muchas mujeres, hasta que no se quedan embarazadas, no comienzan a cuestionarse más en profundidad sobre los hábitos que son dañinos para su salud (y sobre todo para la de su bebé). Comenzamos a comer mejor, dormir mejor, dejamos de fumar (quien tiene el hábito) y hasta muchas comenzamos alguna actividad deportiva como caminar o yoga. Sabemos que todo lo que hagamos desde el momento en el que nos quedamos embarazadas influirá en la salud de nuestro bebé y, simplemente, queremos que todo salga perfecto, al menos todo lo que esté en nuestra mano.

En este proceso de investigar, leer, aprender, corregir y adoptar nuevos hábitos hay uno que siempre nos choca más, que es el tema de los tóxicos que contienen muchos productos, ya sea de alimentación o de uso diario como los cosméticos. Resulta que existen listados de químicos que se consideran potencialmente dañinos para la salud o que se relacionan directamente con enfermedades… pero ¿es legal su uso en la fabricación de productos? Un ejemplo es el de la intoxicación por plomo. La Organización Mundial de la Salud en su nota sobre Intoxicación por plomo y salud explica como este tóxico se acumula en diversos órganos con el paso del tiempo, que puede acarrear graves consecuencias para nuestra salud y que no existe una exposición al plomo segura. En la misma nota podemos leer que se usa plomo para fabricar algunos productos cosméticos y medicamentos de uso común.

Seguimos navegando por mares de webs y llegamos a información como la aportada por la Asociación Española de Cosmetólogos y Cosmiatras en la que hablan de Ingredientes Polémicos usados en cosméticos y que han sido estudiados sus efectos nocivos para la salud aún en dosis legales. Habla así, por ejemplo, del Bronopol que se usa en toallitas para bebé y es tóxico para el sistema inmunológico o que los aceites minerales y las grasas derivadas del petróleo “forman una película sobre la piel para darle un aspecto “hidratado”. Extraen la humedad de la piel y a la larga resecan”. ¿Cómo es posible que se usen ingredientes en los cosméticos que en vez de mejorar su salud la empeoran? Consulta el resto de Ingredientes Polémicos usados en cosméticos.

Llegados a este punto es muy obvio pensar que si los productos infantiles (y obviamente los de uso adulto) no son tan seguros como parece, a pesar de que en las etiquetas se indique que son “testados dermatológicamente”, ¿qué sucede con el uso continuo durante años de estas sustancias? Además, se habla que dentro de unos niveles X una sustancia determinada es segura, ¿pero qué sucede si todos o muchos de los productos que usamos están dentro de esos límites seguros, se suma? ¿Qué sucede cuando una sustancia interacciona con otra y con otra? Sin llegar a hablar de enfermedades graves como el cáncer, lo que sí parece muy común es la proliferación de alteraciones de la piel como pruritos y acné, la aparición de más alergias cutáneas y sensibilidad a los químicos.

La buena noticia es que existen alternativas más sanas y naturales para la higiene y el cuidado de la piel de nuestros bebes y la nuestra. Podemos ir directamente a los productos que nos ofrece la naturaleza, como los aceites vegetales o comprar productos de marcas que no usan químicos dañinos para la salud y que además, en muchos casos, respetan el medio ambiente. Una vez que aprendemos a leer las etiquetas comenzaremos a hacer mejores elecciones y, además de estar más sanos, nos harán sentir más felices.

¿No sabes qué productos elegir? Te ayudamos en el Tel 91 691 25 96

no replies

Leave your comment

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.