Qué es la dieta antiinflamatoria y cuáles son los beneficios para tu salud.

Dieta antiinflamatoria

¿Qué pensarías si te dijésemos que existe una dieta que te ayuda a mantener un buen estado de salud, que aporta los nutrientes necesarios para que tu cuerpo funcione perfectamente y que te ayuda a mantener la línea? Pues enhorabuena, esa dieta existe. La dieta antiinflamatoria no es una dieta de adelgazamiento, sino una dieta que promueve que tu cuerpo funcione con salud mientras que previene la inflamación.

La inflamación es una respuesta de nuestro cuerpo cuando se siente atacado, al igual que cuando nos damos un golpe la zona se enrojece e inflama, cuando nuestro organismo se siente atacado genera inflamación. Muchas dolencias, como la artritis, la inflamación del intestino o algunos problemas de la piel son reacciones autoinmunes que pueden mejorar cuando se sigue una dieta que prevenga la inflamación.

¿En qué consiste la dieta antiinflamatoria?

La base de la dieta inflamatoria es evitar los alimentos que causan inflamación y sustituirlos por alimentos que la previenen. Los alimentos procesados, la comida rápida, los quesos, el embutido… es decir, las grasas saturadas y las grasas trans son las que tenemos que eliminar de nuestra dieta para evitar la inflamación.

Aunque la dieta antiinflamatoria  se basa en frutas y verduras y consumirlas siempre que se pueda en crudo para obtener todos sus nutrientes, existen otros alimentos que debemos incorporar a nuestra dieta.

Alimentos para evitar la inflamación:

  • Los ácidos Omega 3 que se encuentran de forma natural en el pescado azul, las semillas de lino, las semillas de chía y las nueces; aunque también puedes tomar suplementos de Omega 3 que encontrarás en tu herbolario. Por si no lo sabías, el Omega 3 contribuye a mantener los niveles de colesterol en sangre, puedes leer más en ¿Cómo bajar el colesterol sin medicamentos?.
  • Pásate al integral: en Sustituir alimentos para adelgazar y mejorar tu salud comentábamos la importancia de dejar a un lado los alimentos refinados como la sal común, el azúcar y el pan, arroz y pasta blancos ya que son pobres en nutrientes. Los granos integrales son hidratos de carbono de calidad necesarios en nuestra alimentación y que favorecen una correcta digestión y tránsito intestinal.
  • Fruta y verdura en cantidad y variedad. No sólo la cantidad es importante sino la variedad, eligiendo frutas y verduras de todos los colores para adquirir todas las vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita.
  • Disminuye las proteínas animales y aumenta las proteínas vegetales. Las proteínas se pueden adquirir no sólo de la carne; las legumbres, las semillas o la quínoa son fuentes de proteína vegetal que no tienen grasas saturadas.
  • Probióticos. Ya hablamos en su momento de los probióticos por sus propiedades para aumentar las defensas y mejorar el tránsito intestinal. Estas bacterias son beneficiosas para mejorar el síndrome del colon irritable, la hinchazón abdominal y para prevenir alergias, todas ellas dolencias inflamatorias.
  • Infusiones y batidos. El té verde, el jengibre, el matcha o la cúrcuma tienen potentes propiedades antiinflamatorias y son imprescindibles en una dieta antiinflamatoria. La cúrcuma, apodada por algunos como “el azafrán de la India” es un potente antioxidante y antiinflamatorio que se ha hecho muy famoso en los últimos años. Te animamos a que pruebes a añadirlo a tu dieta diaria para disminuir la inflamación, si no quieres tomar suplementos de cúrcuma y prefieres añadirlo a tus comidas, te proponemos esta receta de Batido de plátano y cúrcuma que además te ayudará a depurar el hígado.

Y tú, ¿te animas a unirte a la dieta antiinflamatoria? Ganarás en vitalidad, evitarás el cansancio y prevendrás enfermedades crónicas como la diabetes o problemas cardiovasculares. ¡Desde luego seguir la dieta antiinflamatoria es todo ventajas!

no replies

Leave your comment

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.